CÓMO ELEGIR LA CÓMODA PERFECTA PARA SU DORMITORIO

Una cajonera es la solución de almacenamiento perfecta para muchas necesidades diferentes, y proporciona un complemento esencial a tu armario.

Puedes utilizarla para mantener tu ropa interior y tus calcetines perfectamente organizados y también es ideal para guardar leggings, chalecos, jerseys y cualquier otra cosa que no necesite ir en una percha.

Una cómoda con estilo puede añadir un punto focal impresionante a su dormitorio, especialmente en una habitación donde hay armarios empotrados y pocos otros muebles. La parte superior de los cajones es, por supuesto, un lugar estupendo para exponer fotos, o para guardar algunos platos pequeños para colocar tus joyas, monedas y llaves al final del día. También puede decidir colocar los cajones en un rincón a la sombra, lo que le ayudará a aprovechar hasta el último centímetro de almacenamiento en una habitación pequeña.

A continuación, te guiamos por una serie de factores a tener en cuenta a la hora de elegir la cómoda perfecta o la mejor cajonera para satisfacer tus necesidades de almacenamiento, también puedes visitar MejorCajonera.com para encontrar varias ofertas.

CÓMO ELEGIR LA CÓMODA PERFECTA PARA SU DORMITORIO

Tamaño

La primera consideración para su cómoda es el tamaño que necesita. En una habitación pequeña, busque una cómoda alta y delgada que no sobresalga demasiado de la pared pero que le ofrezca mucho espacio de almacenamiento. Las cómodas delgadas pueden ser bastante estrechas, así que compruebe la anchura y asegúrese de que es adecuada para lo que pretende poner en los cajones. También debes fijarte en la profundidad de los cajones: si, por ejemplo, quieres guardar jerseys, los cajones muy poco profundos no serán adecuados.

En la habitación de un niño, considere la altura que debe tener la cómoda para que el niño pueda llegar cómodamente al cajón superior. Una cajonera baja será más fácil de alcanzar y menos probable que se caiga si tu hijo decide subirse a ella. De todos modos, es aconsejable fijar los cajones a la pared con una correa para evitar accidentes. Evita colocar los cajones debajo de una ventana donde puedan ser utilizados para trepar.

Una cómoda baja puede ser una opción atractiva para los niños mayores y también para los adultos. No ocupan mucho espacio en la pared, por lo que puedes colocar baldas y estanterías encima. Además, suelen ser mucho más anchas que una cómoda normal, por lo que son perfectas para guardar mantas y otros objetos más grandes o voluminosos. Algunos se apoyan en el suelo, lo que maximiza el espacio y evita que se acumule polvo debajo.

Antes de comprar tus cajones, mide el espacio disponible en el suelo y asegúrate de que hay espacio suficiente para pasar por ellos sin chocar con las esquinas. Recuerda que a veces vas a pasear por tu habitación a oscuras, así que deja mucho espacio.

Características

Algunas cómodas tienen características adicionales que pueden ser realmente útiles en una casa ajetreada. Por ejemplo, en lugar de patas, pueden tener ruedas que facilitan su desplazamiento al limpiar o reorganizar la habitación. Otros arcones tienen una tapa de cristal, lo que es una excelente idea para evitar que se rayen o se manchen. Sin embargo, la tapa de cristal rara vez es fija, por lo que hay que evitarla en la habitación de un niño, ya que podría soltarse. El cristal también se coloca a veces sobre pequeñas almohadillas para ayudar a mantenerlo en su posición y éstas pueden representar un peligro de asfixia para un niño pequeño.

Estilo

Es posible que quieras echar un vistazo a los demás muebles de la habitación e intentar que los cajones coincidan lo más posible con lo que ya tienes. También puedes optar por un estilo completamente diferente para que sea una pieza llamativa. Algunos estilos funcionan muy bien independientemente del resto de los muebles que tengas: suelen ser los diseños sencillos y simples que no son ni excesivamente modernos ni especialmente tradicionales. Un gran ejemplo es la Stockholm en color café oscuro, una cómoda de tres cajones bien proporcionados que quedaría bien tanto en una habitación tradicional como en una contemporánea.

Material

Hay muchos materiales diferentes entre los que elegir y algunas consideraciones que van más allá del gusto personal. En primer lugar, si buscas una cómoda de madera, puedes elegir entre el laminado o la madera maciza. La madera maciza suele ser un poco más cara, pero naturalmente le durará mucho más.

En una habitación pequeña, los cajones con espejo pueden parecer menos imponentes, ya que simplemente reflejan lo que hay a su alrededor y no parecen ocupar espacio en el suelo. Sin embargo, evítelos en la habitación de un niño, ya que tendrá que limpiar constantemente las marcas de los dedos. Un juego de cajones de alto brillo funcionará mucho mejor, ya que ofrece una superficie que se limpia con un paño y que sigue teniendo un buen aspecto aunque no esté impecable.

Soluciones económicas

Si tienes un presupuesto ajustado, es más fácil optar por una cajonera de bajo coste o una que esté de rebajas. Sólo tienes que ordenar los artículos del sitio web que estás viendo con el precio más bajo primero y verás las opciones más baratas al principio. Ten en cuenta que los artículos en oferta suelen aparecer en los resultados por su precio original, así que vale la pena revisar todos los resultados para asegurarte de que no te pierdes una ganga.